Black Crown… Juego Bizarro

black crown toposoft

Black Crown es producto de aquella oleada de videojuegos españoles que fertilizaron el mercado estatal a finales de los ochenta.

Creado por Rafa Gómez para TopoSoft y distribuido por Erbe. Incluye un juego de mesa en su interior.

No sé vosotros, pero yo no guardo ninguna caja de todos aquellos videojuegos que en su día compré, ya fuera para ordenador o videoconsola. Tampoco he guardado los discos de 3,5 pulgadas y floppies que en otros tiempos llenaban los estantes de mi habitación. Me deshice de todo para darle espacio al rol y a la literatura. Me deshice, también, de un ordenador tras otro, de una consola tras otra. Me deshice de todos los recuerdos de mi adolescencia, hace ya mucho tiempo, a excepción de esa caja que contenía el Black Crown, un juego para PC de 1991.

Black Crown no era otra cosa que un parchís ambientado en la época medieval, en el que podías encontrarte con mendigos, leprosos, brujas, duendes, comprar unguentos, pociones, y luchar contra mercenarios y dragones. Las cuatro ciudades de inicio recibían el nombre de la mano de Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: Hambre, Peste, Guerra y Libra; de cuyo seno partían los héroes con la misión de recuperar la Corona Negra, escondida en un castillo en el epicentro del mapa.

black crown parchís

Cada jugador escogía llevar bárbaros, magos, caballeros o amazonas, y debía darse la vuelta por el mapa, recorriendo los tres territorios enemigos, antes de poder entrar al castillo. Pues eso, un parchís en toda regla.

Los creadores del juego decidieron incluir dentro de la caja un tablero y fichas de madera para que los múltiples jugadores pudieran seguir la partida, conociendo así en cada momento la posición de las piezas o personajes. Era casi imposible enterarte de su posición exacta sin utilizar el soporte físico.

black crown playing

Me pregunto por qué salvé precisamente esta caja del olvido (no sus discos, en paradero desconocido), y la respuesta es clara: contiene un tablero de mesa. Pero no se trata de un tablero cualquiera, es una ilustración magnífica de Alfonso Azpiri & Perera. Una ilustración que vale el haber conservado un juego del que indudablemente me habría olvidado por completo. Una ilustración que sigue creando adeptos, entre ellos mi propio hijo, que me pide de vez en cuando jugar al “parchís de los caballeros”.

Quizá tengamos suerte y algún día podamos volver a jugar el Black Crown en la siguiente página web dedicada a revivir los éxitos pasados de TopoSoft.

By Joel

Author: Joel

I enjoy playing games with my children, friends and family. L’anterior és el lema que faig servir en anglès, i és veritat. També faig promoció i tallers d’iniciació als jocs de taula, perquè crec que el joc és essencial per a l’ésser humà. No es tracta de buscar-li tres peus al gat, sinó que mentres et diverteixes (i divertir-se és del tot necessari) pots exercitar un cúmul d’habilitats i progressar-hi. La vida seria més profitosa si puguéssim jugar una mica cada dia.