SAGAS Y MUNDOS TEMÁTICOS

sagas y mundos temáticos

Más que subdividir cualquier elemento de ocio entre géneros y formatos, cada vez se estila más orientar cada producto según su temática.

“¿Qué te apetece más, un juego de dinosaurios o de marcianos?”, pregunta la madre. “¡Pokemón!”, salta el hijo.

La subcultura va ganando terreno. Y trae consigo una flexibilidad nunca vista hasta ahora. Esto se traduce en: hibridación, tanto de géneros y formatos como de temáticas; y traslación, de una temática ligada a un género o formato a cualquier otro.

Ejemplos de hibridación temática: hay un cómic por ahí en el que las tortugas ninja se visten de cazafantasmas (no es nada nuevo, alien vs. predator ya suena a viejo y se trataba de lo mismo, mezclar dos mundos y a ver qué sale). Hibridación de formatos: cada vez hay más juegos de mesa que incluyen el uso de aplicaciones digitales como mecánica o recurso del propio juego. Traslación: los ejemplos más claros llevan decenas de años ocurriendo, historias que pasan de los libros o cómics a la pantalla y viceversa (la saga Marvel sería un buen ejemplo, de lo más popular); algo más complejo es la mudanza a otro género, podríamos poner como ejemplo una historia de zombies que en vez de pavorosa fuera divertida, o de un marcado tono infantil. A veces el cambio promueve o viene promovido por el nacimiento de una nueva temática: los dos primeros libros de Harry Potter son una versión de Sherlock Holmes, infantil y mágica.

No hablamos de licencias (ni franquicias), aunque a veces pueden designar lo mismo. Se utiliza, el término licencia, en contratos de cesión de derechos, para que un fabricante de piruletas pueda ponerle la cara de Darth Vader a su último producto. Vamos, que es por poner un ejemplo pero ya os lo imagináis.

Licencias a parte, nos centraremos en estas otras palabras (como si fueran sinónimas): sagas, mundos y temáticas. Existe una subdivisión, a mi entender, entre las temáticas que son marcas registradas (Star Wars, por ejemplo), y las temáticas grupo, las cuales recogen varias patentes. En las primeras se tiene un mayor control de la marca y una visión unilateral de la misma. Un ejemplo de la segunda sería la temática Zombie, que agrupa infinitos submundos en todos los géneros y formatos posibles; con incontables personajes e iconos reconocidísimos. A veces, en el primer caso, cuando la marca es muy grande (mismo ejemplo de Star Wars) permite la subdivisión, y podríamos encontrar así mucha más diversidad de histórias y de subgéneros, pero sin abandonar los personajes clave, ni los giros dramáticos por la cual es reconocida.

Es raro tropezar hoy en día con alguien que sólo consuma un formato específico (el típico fan de los cómics, y sólo cómics). Ahora todo aquel que tiene inquietudes se ha vuelto multidisciplinar, y salta del cine a la teleserie, y luego al cómic, juego de rol, videojuego, tablero, libros y etcétera, antes de volver al cine, con total tranquilidad (no necesariamente en ese orden).

Esta sección está dedicada a esos grandes temas, hayan escapado a su formato o aún no, los cuales se erigen con luz propia y sabemos que dan y pueden darnos mucho más de sí.

Empezamos con un mundo temático aún exclusivo de los juegos de mesa, pero que yo creo va a traspasar fronteras muy pronto: Pandemic.

pandemic

Iremos añadiendo más iconos según demanda y nuestros propios intereses.

By Joel